La artrosis cervical

¿ Que es la artrosis cervical ?

La artrosis cervical es conocida con el término médico de Espondilosis, es una enfermedad que deriva del desgaste general que se origina en las articulaciones y los huesos de la columna vertebral en las personas mayores, principalmente alrededor del cuello, lo que provoca un dolor crónico en quienes sobrellevan este problema.

La artrosis cervical se produce habitualmente con el avance de la edad, aunque habitualmente no tiene síntomas iniciales hasta que se manifiesta el dolor. El 85% de las personas que sufren de artrosis cervical superan los 60 años de edad y sólo el 15% restante corresponde a jóvenes con esta dolencia. La mayoría de los hombres y las mujeres revelarán en las radiografías signos de sufrir espondilosis cervical cuando lleguen a la edad de 70 años. Otras personas tienen muy marcada la espondilosis cervical, evidenciada en una radiografía y los mismos no poseen ningún síntoma.

Artrosis Cervical

Artrosis cervical degenerativa

La artrosis cervical es una enfermedad degenerativa. Puede también, aunque ocasionalmente, conducir a un aplastamiento de los nervios cercanos o de la médula espinal (paquete principal de los nervios protegidos por la columna vertebral) dando lugar a síntomas tales como:

  • Un dolor agudo en partes del cuelo y extremidades, especialmente los brazos.
  • Hormigueo inicial que se irradia al cuerpo desde los brazos.
  • Leve pérdida de coordinación y dificultad para caminar.
  • Una molestosa pérdida de sensibilidad en las manos y también se puede dar en las piernas.

El tratamiento de la artrosis cervical es sintomático, consiste sobre todo en tratar de calmar el dolor. Esto se puede hacer a través de medicamentos y a través de ejercicios de movimiento y estiramientos. La cirugía es recomendada solo en aquellos casos en los cuales la enfermedad está muy avanzada y los nervios de la espalda han salido de sus espacios correspondientes en el cuello. La efectividad  de la cirugía es relativa ya que puede ocasionar otros problemas secundarios.

Radiografia de artrosis cervical

Tratamientos para la artrosis cervical leve:

  • Descanso del área cervical.
  • Buena postura al caminar tanto como al sentarse por lapsos prolongados, como en la oficina.
  • El dolor puede ser calmado con compresas de frio y calor en forma intermitente. Crema calientes para masajes y estiramiento de los músculos ayudarán a aliviar las molestias musculares.
  • El traumatólogo tratante y de cabecera puede indicarle algún calmante como la aspirina, el ibuprofeno o el paracetamol.
  • Realizar ejercicios periódicamente e indicados por un profesional fisioterapeuta  para mejorar la flexibilidad de los músculos así como el estiramiento del cuello y los hombros. Son recomendables los ejercicios aeróbicos de bajo impacto como caminar.
  • Es aconsejable el uso de un collar cervical en el cuello en algún momento durante el día para ayudar a limitar el movimiento del mismo y disminuir así la irritación de los nervios.
Por el 08-05-2012 Categoria: Enfermedades

Comparte este artículo...